Lavanda, espliego y lavandín, ¿en qué se diferencian?

Bardana
Bardana, la planta del cabello por excelencia
22 octubre, 2016
cómo blanquear los dientes
Como blanquear los dientes de forma natural
5 noviembre, 2016

A menudo nos preguntáis que diferencias existen entre estas tres variedades de aceites esenciales; lavanda, espliego y lavandín. Aunque las tres plantas pertenecen a la familia de las lamiaceas, y tienen aroma y una apariencia parecida, las diferencias de su composición química las hacen diferentes en algunas de sus propiedades.

En este artículo os enseñaremos que utilidad tiene cada una, y cuáles son sus principales diferencias.

LAVANDA (lavandula angustifolia)

Es una planta de la familia de las lamiaceas, llamada comúnmente por muchos lavanda hembra. Es rica en taninos y en componentes químicos que le confieren una particular afinidad con los problemas de la piel.

Propiedades físicas de la lavanda (lavandula angustifolia)

Entre sus propiedades físicas destacan su utilidad como antiséptica, antifúngica, calmante y cicatrizante. El aceite esencial de lavanda, aplicado sobre la piel, es capaz de acelerar los procesos de cicatrización de heridas y cortes.

Muy útil en caso de picaduras de insectos, acción preventiva y tratante contra la pérdida del cabello, quemaduras solares, eczema, acné.

Propiedades sobre el sistema nervioso de la Lavanda (lavandula angustifolia)

A nivel mental y emocional la lavanda es calmante y sedante. Promueve el equilibrio y la relajación. Y se puede utilizar en los siguientes casos:

Insomnio, ansiedad, miedo, estrés, hipertensión, palpitaciones y pulso irregular.

ESPLIEGO (Lavandula latifolia)

También pertenece a la familia de las lamiaceas. Sus flores y su aroma son parecidos al de la lavanda. Siendo también una planta típica de la zona del Mediterráneo. Pero a diferencia que la lavanda (lavandula angustifolia), el espliego crece en altitudes más bajas.

Se le denomina comúnmente con el nombre de” lavanda macho”.

Propiedades físicas del espliego (lavandula latifolia)

En cuanto a sus propiedades físicas, tiene en común con la lavanda, su utilidad como cicatrizante, antiséptico, calmante y regenerador cutáneo. Siendo extremadamente útil en quemaduras.

Propiedades sobre el sistema nervioso del espliego (lavandula latifolia)

El espliego es tonificante, y energizante, tiende a equilibrar el sistema nervioso. A diferencia de la lavanda, que tiene efectos más sedantes y calmantes. El espliego alivia la mente de tensiones y promueve la alegría. Actúa eficazmente contra el agotamiento y la depresión. Se puede decir que el espliego es un excelente reconstituyente del sistema nervioso.

LAVANDÍN (lavandula hybrida)

Es un híbrido de lavanda y espliego. Y posee un aroma más intenso y penetrante. Posee las mismas cualidades físicas que las dos especies anteriores. Pero sus propiedades sobre el sistema nervioso, al igual que la lavanda, son relajantes y sedantes.

Como utilizar cualquiera de los tres aceites esenciales

Insomnio: Si padecemos de insomnio podemos poner unas gotas de aceite esencial de lavanda sobre la almohada. Esto nos ayudará a tener un sueño placentero y reparador.

Baño contra el estrés: Sumergirnos en una bañera de agua caliente con 20 gotas de aceite esencial de lavanda o lavandín, nos librará de las tensiones acumuladas en nuestra musculatura. Además de promover la relajación.

Combatir el cansancio y el agotamiento: El hecho de añadir al difusor de aromas, 5 o 6 gotas de aceite esencial de espliego, tendrá un efecto energizante sobre la mente y el cuerpo. Para potenciar este efecto, podemos combinarlo con cualquier aceite esencial de cítricos, como la naranja amarga, o el limón. Que despejan y vigorizan. Además de promover el buen ánimo.

Gel de ducha “enriquecido”: Si necesitamos beneficiarnos de las propiedades de cualquiera de estos aceites esenciales, pero por el contrario no tenemos tiempo. Hay un truco muy fácil de llevar a cabo, y sobre todo muy práctico. Se trata de añadir 3 o 4 gotas de aceite esencial a la cantidad de gel que vayamos a utilizar en la ducha. Después de lavarnos con él, lo dejaremos actuar un par de minutos y retiraremos el gel con agua, como de costumbre.

Además de dejarnos la piel aromatizada, las propiedades del aceite esencial que hayamos escogido, nos ayudarán a lo largo de la jornada.

Aceite Esencial Lavanda Bio

5,40 €

Comprar

Aceite Esencial de Espliego

3,95 €

Comprar
 

1 Comment

  1. María Quevedo dice:

    Gracias! siempre tenía dudas sobre estas tres plantas y sus usos, me quedó claro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.