Peeling Químico, una decisión controvertida

Peeling Químico, una decisión controvertida

El uso del peeling químico es relativamente reciente, comenzaron a usarse en Alemania, a finales de los noventa, y a lo largo de estos años, muchas personas han sucumbido a las promesas de una piel nueva, y un efecto rejuvenecedor mágico. Sin ser del todo conscientes del riesgo que conllevan.

¿Qué es un peeling químico?

El peeling químico es una técnica para mejorar determinados problemas de la piel, como manchas, acné, cicatrices y arrugas.

Se lleva a cabo a través de la aplicación de sustancias químicas, tales como el ácido tricloroacético o fenol (ácido carbólico), entre otras, que hacen que la piel se desprenda, dando lugar a una nueva piel renovada, más fina y con mejor aspecto.

Estos ácidos tienen gran capacidad de penetración en la piel. La capacidad de penetración también viene dada por la concentración de ácido que se utilice y el tiempo que esté en contacto con la piel.

Este tipo de exfoliaciones deben realizarse siempre por un médico especializado, con formación al respecto, y experiencia. Qué deberá valorar los riesgos, según el tipo de piel y el problema a tratar.

Riesgos

A pesar de su eficacia para tratar las manchas, las marcas y devolverle un aspecto joven a la piel, no están exentos de riesgos. Como decíamos, mucha gente se ha sometido a ellos sin valorar bien las consecuencias con las que se han encontrado posteriormente.

La piel es un órgano vivo, y ante una agresión grave como es una quemadura por ácido, puede tener cualquier reacción imprevisible. Que aunque se lleve a cabo por un buen profesional con experiencia, nunca se está, ni mucho menos, exento de riesgos y efectos indeseables. Y en muchos casos irreversibles.

Sensibilización de la piel

Se describe como parte del proceso normal después de la exfoliación química, la aparición de costras, rojeces, inflamación, irritación, picor, ardor. Que en el mejor de los casos, y con el tratamiento indicado por el dermatólogo, que suele incluir corticoides, desaparecerán transcurridas semanas o meses.

Pero hay que señalar que en muchos casos, después de una exfoliación química, a consecuencia de la agresión y el impacto que ha supuesto para la piel este agresivo tratamiento, la piel queda sensibilizada de forma irreversible.

Efecto rebote, cambios en la coloración de la piel

No es raro encontrar efectos espectaculares después de la aplicación del peeling químico. Las manchas desaparecen, se difuminan y la piel se ve bonita y fina. Pero al cabo del tiempo, las manchas vuelven a aparecer, y en muchos casos con tonalidad más oscura. Unido a la reaparición de las manchas, aparecen picores, descamación, sequedad, y otros efectos derivados de la exfoliación química.

También puede suceder que las manchas se vean de forma más evidente, inmediatamente después del exfoliante químico. O que la piel quede hipopigmentada, con manchas blancas.

Sustancias cancerígenas

El ácido tricloroacético, ha sido objeto de varios estudios que concluyen en que su uso controlado a largo plazo, tiene más efectos destructivos, que beneficiosos para la piel. Quedando demostrado en dichos estudios, que el uso de ácido tricloroacético en animales, fue absorbido por la piel, provocándoles cáncer.

La Agencia Internacional para Investigación del Cáncer, lo incluye como una sustancia carcinógena.

También es cierto que los peelings con ácido carbólico, se usan para prevenir el cáncer de piel, ya que estimulan ciertas proteínas que regulan un oncogen clave para prevenir el cáncer.

¿Entonces… peeling químico sí o no?

Es una decisión personal valorar si merece la pena exponerse a los riesgos de una exfoliación tan agresiva.

Todo dependerá del problema a tratar, y de lo limitante que sea para la persona que lo padece. Hay personas con marcas de acné muy pronunciadas, u otro problema cutáneo, que están tremendamente acomplejadas por ello.

En el caso de optar por una opción tan radical, os aconsejamos siempre, buscar el mejor profesional para que haga una valoración exhaustiva de vuestra piel. Y os exponga con claridad los riesgos y posibles efectos adversos.

Lo que si tenemos muy claro, y como profesionales de la estética desaconsejamos siempre, es someterse a un peeling químico con el fin de rejuvenecer la piel.

Hay tratamientos rejuvenecedores extraordinariamente efectivos, y sobre todo inocuos. Que lejos de representar una agresión, ayudan a la piel en sus procesos naturales y la rejuvenecen de forma natural y saludable.

Publicado en 04/06/2017 Cuidados específicos 0 101

Dejar un comentarioDejar una respuesta

Tú debes Conectarte para publicar un comentario.

QR code

Visto recientemente

No hay productos

Menu

Compare 0