Cosméticos Cruelty Free, cosas que quizás no sepas

Cosméticos Cruelty Free, cosas que quizás no sepas

Una de las inquietudes de los que somos amantes de los animales, y consumidores de cosmética, es si los productos cosméticos que vamos a usar son cosméticos cruelty free.

Una práctica que además de ser cruel, para muchos expertos y detractores carece de sentido, principalmente porque está demostrado que la mayoría de conclusiones que se sacan de estos experimentos no son extrapolables a los seres humanos.

Y sobre todo porque existen alternativas carentes de crueldad y más efectivas, que valoran eficazmente los riesgos y efectos secundarios de los cosméticos y las sustancias que los componen.

Cómo creemos que muchas personas no conocen cual es la actual legislación y hay cierta confusión sobre este tema, hemos escrito este artículo que esperamos que os sea de ayuda.

En realidad podríamos haber terminado muy pronto, y haber escrito una entrada del blog muy muy corta. Tan corta como esto:

“En Europa está prohibido vender cosméticos testados en animales. Es ilegal”

Sería corto, sí… ¡Pero rigurosamente cierto!

Como hay algunas cosas que se deberían puntualizar y algunas excepciones, os recomendamos que sigáis leyendo…

La Comunidad Europea en contra de la experimentación animal

Podemos estar satisfechos, ya que la Unión Europea es contundente a este respecto y su postura es firme y favorece los derechos de los animales.

Según el artículo V, capítulo 18 de la Directiva 2003/15/CE, por la que se regulan los productos cosméticos en nuestro país y en el resto de estados miembros de la Comunidad Europea:

  • Está prohibida la comercialización de cosméticos testados en animales.
  • Está prohibida la comercialización de cosméticos que contengan ingredientes testados en animales.
  • Está prohibida en todos los estados miembros de la UE, la experimentación en animales con ingredientes o con combinaciones de ingredientes cosméticos.

Claramente, dentro de la Unión Europea está prohibida la venta de cualquier cosmético fabricado fuera o dentro de la Unión Europea que lleve a cabo pruebas en animales. O que contenga ingredientes testados en animales.

Excepciones para la Experimentación Animal

Aunque es un porcentaje pequeño, también hay que saber que la ley presenta algunas excepciones donde permite la experimentación en animales:

  • Cosméticos que contengan sustancias que no sea posible valorar su toxicidad si no es con una prueba con animales: En este caso, se debe demostrar ante la Comisión Europea, a través de informes y toda la documentación y pruebas necesarias, que no hay ninguna alternativa que pueda sustituir a la experimentación animal, para obtener resultados de toxicidad fiables para una sustancia determinada.

Una vez presentada la documentación, la Comisión Europea de Productos Cosméticos, valoraría si aprueba o no, dicha excepción.

  • Productos cosméticos fabricados en la Unión Europa para su exportación en países donde exigen por ley la experimentación animal para productos cosméticos: Por ejemplo, si un laboratorio español quiere vender sus cremas en China, donde es obligatorio por ley que cada cosmético que se pone en el mercado haya sido testado en animales, puede solicitar un permiso especial que afectará sólo a los productos que este laboratorio fabrique para su venta en China.

Conclusión

Afortunadamente la UE se posiciona claramente en contra de la experimentación con animales. Con el resultado de que la inmensa mayoría de los productos cosméticos que podemos comprar ya sea en España como en cualquier país de la Unión Europea son libres de crueldad animal. Sean cosméticos naturales, o no.

Hecha la Ley, Hecha la Trampa

Algunas marcas cosméticas de primera línea fabrican sus productos en China, y venden tanto el mercado chino como en el mercado europeo, para ello llevan a cabo dos tipos de práctica. Los productos destinados a la venta en China, que al estar obligados por ley, son testados en animales. Y la misma marca, para productos destinados a la venta en el mercado europeo, donde la ley es contraria a la experimentación en animales, no lleva a cabo pruebas en animales. Estas marcas se atreven incluso, a poner en la etiqueta, la frase “producto no testado en animales” ofreciendo al consumidor una información que aunque no sea falsa, si es engañosa, porque hace que confíes en esa marca pensando que hace bien las cosas, cuando detrás sólo hay una mentira disfrazada de verdad.

Si alguna marca vende en el mercado chino, ya sabéis que testa en animales. Si o si.

Sello de los Cosméticos Cruelty Free

El sello Cruelty free que todos conoceréis, el del conejito, nos garantiza que los cosméticos son libres de crueldad animal. Pero que un cosmético no lleve el sello no indica que este cosmético haya experimentado en animales. De hecho los que no son cruelty free son una minoria.

Y para que todo fuera más lógico y justo, con los animales y los consumidores, deberían crear un sello para los cosméticos que si experimentan con animales.

¡¡Cuidado con los Cosméticos Ilegales!!

Hay que destacar que no todos los productos cosméticos que están en el mercado europeo han pasado los controles sanitarios pertinentes. Hablando claro, son cosméticos ilegales. Por lo tanto no podemos asegurar, ni mucho menos, que sean “cosméticos cruelty free

¿Cómo saber si un cosmético es legal?

Para saber si un cosmético es seguro y ha pasado todos los controles que exige la ley, debe constar en el envase un distribuidor, español o europeo, la figura denominada “persona responsable”. Que es el responsable final de que el producto haya sido comercializado según la normativa vigente.

Por ejemplo, si en la estantería de un bazar encontramos una crema donde pone fabricada en China y en el envase no figura ninguna “persona responsable”, esta crema es muy sospechosa de no haber pasado por los controles sanitarios pertinentes. Y además, sabiendo que en China, la legislación exige por ley testar en animales, tiene todas las papeletas de ser una crema probada en animales. A pesar de venderse en España.

Cosmética Vegana, Cosmética Natural Certificada y Cosmética Cruelty Free

Por último nos gustaría explicar brevemente cada uno de estos tres conceptos, ya que muchas personas tienden a confundirlos;

Cosmético Vegano

El cosmético vegano se basa en los principios del veganismo, es decir, no consumir ningún ingrediente de origen animal. Los cosméticos veganos no contienen leche, huevos, miel, propóleo, etc.

Cosmético Cruelty Free

El cosmético cruelty Free no ha sido testado en animales, ni el producto final ni sus ingredientes.

Cosmético Certificado

El Cosmético Certificado cumple con los estándares de la cosmética ecológica, según el sello bajo el que estén elaborados, ICEA, ECOCERT, BIO INSPECTA, etc. Pueden contener, o no, productos derivados de animales, leche, huevos, miel, etc.

Publicado en 29/07/2017 Cosmética y Salud 0 112

Dejar un comentarioDejar una respuesta

Tú debes Conectarte para publicar un comentario.

QR code

Visto recientemente

No hay productos

Menu

Compare 0